Julie Pe´ ron, PhD; Thibaut Dondaine, MSc; Florence Le Jeune, MD, PhD; Didier Grandjean, PhD; and Marc Ve´rin, MD, PhD.
Nuclear Medicine Department, Euge` ne Marquis AntiCancer Centre, Rennes, France
Published online 9 December 2011 in Wiley Online Library  Movement Disorder Journal
            Las emociones son cambios sincrónicos episódicos en respuesta a eventos de gran significado para el organismo (de origen interno o externo) de los siguientes componentes:          
            -. Respuesta fisiológica (SNA – NT – Hormonas)
      -. Expresión motora (expresión facial – gesticulación – postura)
      -. Sentimientos subjetivos (estado subjetivo interno)
      -. Tendencias a la acción
      -. Procesamiento cognitivo      
            La Enfermedad de Parkinson se caracteriza por la selectiva, progresiva y crónica degeneración de las vías dopaminérgicas nigroestriatal y mesocorticolimbicas, por lo que se constituye en un modelo para el estudio del sustrato neural del procesamiento de emociones, que se ha relacionado con el sistema mesolímbico dopaminérgico.
            Se realizó por tanto una búsqueda a través de PubMed. En total 43 artículos fueron identificados como relevantes para el análisis del procesamiento de información emocional en parkinson. A continuación se exponen los hallazgos más relevantes:
I-. Sentimientos subjetivos y respuesta fisiológica
            En pacientes con parkinson, algunos estudios reportaron un menor nivel de respuesta fisiológica (auto reporte escala likert) que en controles sanos, sin encontrar diferencias EEG entre ambos. Esto fue interpretado como una disociación entre el procesamiento automático precoz de la información emocional y el posterior procesamiento de su apreciación. Al estudiarse el reflejo de parpadeo ocular por susto (eye-blink startle reflex) y medirlo con EMG se observó que el reflejo del parpadeo resultó disminuido en la enfermedad de parkinson en relación a controles ante estímulos aversivos y no así ante condiciones positivas o neutrales. Otros investigadores encontraron que también existe una reducida reactividad a otros tipos de estímulos negativos (no sólo a miedo, el que se relaciona con la amígdala). Y que la magnitud del reflejo del parpadeo ocular tiene variabilidad en personas sanas pero no así en quienes padecen parkinson.
II-. Reconocimiento de expresión facial y prosodia
            Existiría una relación robusta entre parkinson y dificultad en el reconocimiento de emociones faciales o auditivas (prosodia), confirmando que el déficit en el reconocimiento emocional es un déficit cross-modal, aunque parece ser mayor para el reconocimiento emocional de la prosodia que para la expresión facial. Factores a considerar en estos hallazgos: 1) El reconocimiento emocional de la prosodia puede ser más susceptible a la reducción en la capacidad de memoria de trabajo, que es frecuente en parkinson. 2) Los ganglios basales podrían jugar un rol importante en el reconocimiento emocional de la prosodia. 3) Es más difícil inferir el estado emocional desde la prosodia por los test aplicados (tareas de identificación – discriminación muestran diferencias en rendimientos a tareas de categorización).
           
            El déficit en el reconocimiento de emociones en pacientes con parkinson fue más pronunciado en relación a emociones negativas (ira – disgusto – miedo – tristeza) que en relación a emociones positivas (felicidad – sorpresa) y no parece estar relacionado con el nivel de discapacidad motora o con estados depresivos, evidenciándose eso sí, una gran discapacidad en el reconocimiento de emociones en quienes estaban en estado hipodopaminérgico (pero sin diferencias entre estados off u on), con actividad reducida de la amígdala medida por fMRI, que revierte con dopamina.
III-. Producción de expresión facial y prosodia
            Se demostró que tanto los pacientes con parkinson como los controles valoraban la intensidad de videoclips de la misma forma, pero los pacientes con parkinson tuvieron una expresividad facial reducida mientras los miraban, sin encontrarse diferencias en la producción voluntaria de expresión facial. Por otro lado, tanto pacientes con parkinson como controles no difieren en la expresión motora de la prosodia en condiciones no emocionales, pero los primeros sí tienen una importante reducción en la prosodia emocional.  
IV-. Fisiopatología de los desórdenes emocionales en pacientes con parkinson:
a) Disfunción de amígdala: Estudios postmortem que examinaron a pacientes no dementes con parkinson reportaron una importante reducción de la densidad neuronal del núcleo basolateral, con una mayor pérdida en el núcleo cortical.
b) Depleción de dopamina en la vía mesolímbica: Esta vía relaciona a los ganglios basales con el córtex orbitofrontal. Algunos estudios demostraron que los antagonistas dopaminérgicos redujeron la actividad de regiones límbicas en sujetos sanos (fMRI)
c) Ganglios Basales (tálamo, putamen, caudado, núcleo subtalámico): Se han encontrado déficits en el reconocimiento de la expresión vocal con mucha frecuencia en pacientes con lesiones focales en ganglios basales

Presentacion Power Point 

Dr. Gerardo Torrealba Cornejo
Becado Psiquiatría Horwitz – USACH
Abril 2013
Etiquetado con →